¿En qué situaciones ayudan los perros asistentes?

¿En qué situaciones ayudan los perros asistentes?

La Mejor Compañía | 21/07/2022 | Gelmin González

Los perros pueden adiestrarse para asistir a personas discapacitadas convirtiéndose en mucho más que mascotas: se trata de fieles e inseparables compañeros que facilitan a sus dueños su día a día y que, en muchas ocasiones, también les ayudan a superar sus miedos y problemas físicos y psicológicos.

Año con año, las personas con discapacidad que adquieren una mascota de asistencia aumentan, conoce los beneficios que traen estos animales a sus vidas.

El perro es el animal de asistencia más común entre la sociedad, son canes que están preparados para ayudar con las barreras que una persona con discapacidad puede encontrar en su entorno, se caracterizan por ser dóciles, tranquilos, afectuosos e inteligentes.

Las razas más buscadas por los interesados en adquirir un perro de asistencia o de terapia son: Golden Retiriever, Labrador, Pastor Belga o Alaskan, y para que ellos tomen el conocimiento necesario se necesita de entre 8 y 10 meses de adiestramiento como mínimo, hay algunos que duran dos años en entrenamiento.

Para que un can de asistencia o terapía se considere listo para servir es necesario enseñarle tareas que le ayuden a su futuro dueño en el día a día, entre ellas se le muestra cómo recoger y traer cosas, apagar o encender luces, ayudar a quitar ropa, pedir ayuda o empujer sillas de rueda, entre otras, actividades. Este entrenamiento lo suelen solicitar las personas interesadas en asociaciones u organizaciones especializadas en el acto.

Las discapacidades físicas, auditivas, visuales, los trastornos del espectro autista o los casos de desarrollo educacional lento, pueden ser apoyadas en perros de asistencia, el adiestramiento del canino deberá ser adecuado a la condición del paciente y sus necesidades.