¿Conoces e identificas los tipos de vínculos afectivos?

Compártelo con alguien

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

¿Conoces e identificas los tipos de vínculos afectivos?

Como perros y gatos | 25/03/2022 | Gelmin González

Los vínculos afectivos son vitales para cualquier ser humano, aportan seguridad, confianza y bienestar psicológico. Las relaciones de pareja forman uno de los vínculos más importantes para generar equilibrio emocional y desarrollar una sensación de protección.

Hazan, Shaver y Bradshaw, fueron autores que en la década de los ochenta se dedicaron a estudiar y generar teorías relacionadas a los vínculos y sus diferentes estilos, ellos pudieron afirmar que existen cinco tipos, ¿los conoces?

Cada uno de estos lazos definen su calidad por las estrategias que usaron nuestros padres o madres en la infancia, serán limitados por la seguridad y la protección que nos mostraron cuando éramos niños.

A continuación, te presentamos los cinco tipos de vínculos afectivos y te aconsejamos brevemente la mejor manera de reconocerlos.

Vínculo afectivo de apego seguro

Este lazo se caracteriza por estar formado entre dos personas autónomas que tienen confianza en su relación y en sus individualidades, buscan la manera de entregarle a su pareja respuestas positivas.

En su mayoría tuvieron una infancia positiva, son abiertos, con alta autoestima, carecen de problemas interpersonales graves, y tienen un equilibrio entre sus necesidades afectivas y su autonomía.

Vínculo afectivo de apego preocupado

Una de sus mayores características es que se siente inseguro hacía su pareja, también se les puede conocer como ambivalente o dependiente.

Constantemente se encuentra en un estado de ansiedad que le hace sentir que no es querido o querida, por lo que busca la reafirmación constante del amor que su pareja le tiene, la persona que vive con este vínculo teme al rechazo y al abandono.

Vínculo afectivo de apego huidizo alejado

Las personas que basan su relación en este tipo de vínculo afectivo tienen a situar su noviazgo en un estado de distancia y frialdad emocional. En ellos es común observar un mecanismo de defensa que es la autosuficiencia emocional con la intención de evitar algún posible rechazo.

Ellos se sienten incómodos con la intimidad afectiva, ven las relaciones personales como algo secundario en su vida y tienen una idea positiva de ellos, pero negativa de los demás.

Vínculo afectivo de apego huidizo temeroso

Este tipo de vínculos se caracteriza porque las personas tienen un modelo negativo de ellos y de los demás. Suelen ser personas con baja autoestima, miedo al rechazo y falta de asertividad.

Suelen tener un comportamiento pasivo, combinan la dependencia con la evitación, y su temor al rechazo les impide iniciar relaciones íntimas.

Vínculo afectivo de apego desorganizado

Este es el patrón más desorganizado y disfuncional ya que los que viven con este vínculo buscan cercanía física, pero distancia mental.

En la mayoría de las ocasiones son personas que tienen una gran necesidad por agradar a los demás y buscan cuidar a su circulo cercano de una manera controladora.

Aunque estos vínculos se han desarrollado e instaurado en nuestra persona desde la infancia, esto no significa que sea imposible cambiarlos. Para tratar de buscar una solución es necesario acudir con un experto en el tema para que asesore al interesado y lo haga consciente del tipo de vínculo que está ejerciendo, para revisar su estado e indicarle si es bueno o no para su estabilidad emocional.