Bajos salarios y pocos empleos en Durango

Compártelo con alguien

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp

En 2022 Durango mantiene bajos salarios y poca generación de empleo formal

Estatal | 28/02/2022 | Gelmin González

Al mes de enero se han registrado 8 mil 679 trabajadores formales en el Seguro Social de Gómez Palacio, fue el municipio de Durango que destacó por ser el que más empleos ha afiliado en este arranque de año, seguido por Lerdo, que reportó a la base de datos del IMSS la contratación de mil 896 trabajadores, por otra parte, la capital del estado solamente aportó 754 personas a los indicadores de empleo.

En cuanto a generación de trabajo cabe destacar que Coahuila ha superado a Durango, pues tan solo en Ramos Arizpe y Torreón, se contabilizaron 18 mil 170 empleos formales afiliados al Seguro Social en el primer mes del 2022.

Uno de los datos que más preocupan a los expertos del área es el bajo salario que reciben los duranguenses, pues según datos dados a conocer por el Observatorio de La Laguna, en Durango el 65 por ciento de los empleados formales ganan menos de 10 mil 400 pesos mensuales, mientras que, en Coahuila menos de la mitad (el 45%) de los empleados formales reciben esa cantidad como remuneración salarial.

En el último trimestre del 2021, uno de cada tres duranguenses no pudo adquirir la totalidad de la canasta alimentaria, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval). Esta cifra demuestra el 36.8 por ciento de los ciudadanos nacidos en Durango viven en pobreza laboral, es decir, que su salario es inferior al costo de la canasta básica alimentaria. En promedio el costo de la canasta alimentaria en zonas urbanas es de mil 882.45 pesos.

Fernando Cuellar, consejero y expresidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), habló respecto al tema y mencionó que es necesario atraer inversiones que generen contrataciones laborales que requieran mano de obra calificada, con la intención de mejorar la calidad de los empleos y sobre todo de los salarios, además la búsqueda de este tipo de inversionistas en la región evitará que se propicie la “fuga de cerebros”, fenómeno que ha persistido durante años, en el que los egresados prefieren ir a estados con mejores oportunidades.