¿Qué es y cómo funciona la equinoterapia?

¿Qué es y cómo funciona la equinoterapia?

La Mejor Compañía | 08/07/2022 | Gelmin González

A pesar de tener más de cien años de existencia, la equinoterapia en México es una alternativa nueva, atractiva y funcional para un gran número de familias que buscan mejorar la calidad de vida de sus seres queridos.

La equinoterapia se puede definir como una terapia integral ya que incide positivamente al desarrollo cognitivo, físico, emocional, social y ocupacional, gracias a su efectividad se ha convertido en una herramienta útil para mejorar el estilo de vida de personas con discapacidad.

Fue a principios de 1900 cuando en Estados Unidos y Canadá se comenzó a poner en práctica este tipo de terapia, pero fue hasta 1969 que se creo el primer centro especializado en terapia ecuestre, poco a poco, sus principios y facilitadores fueron llegando a México hasta volverla una opción real y cotidiana.

Esta terapia es recomendada para pacientes con discapacidad motora o intelectual, su práctica requiere preparación especial por parte de los profesionales que la imparten ya que, además de tener una base ecuestre, deben de contar con conocimientos en fisioterapia, psicología y pedagogía.

Existen diferentes motivos por los cuales el caballo es ideal para las terapias, primero, se considera un animal dulce, tranquilo y con capacidad de transportar, pero más que nada, los beneficios fisiológicos que transmite su monta hacen que esta actividad sea de gran utilidad.

El calor que el animal transmite al cuerpo humano ayuda a relajar musculatura y estimula el sistema circulatorio, además su movimiento proporciona impulsos al cinturón pélvico, la columna y las piernas de los pacientes, dando así, fuerza muscular y regulación de coordinación.

Los beneficios psicológicos y afectivos que da el montar un caballo, cuidarlo, relacionarse y quererlo, también son de gran ayuda, generando beneficios en diferentes niveles de los pacientes, si bien, lo recomendado es que un médico especializado recete o sugiera la práctica de equinoterapia a personas con discapacidad, siempre puede ser una alternativa segura, saludable y distinta.